Imputan femicidio a hija que mató a su madre

Imputan femicidio a hija que mató a su madre

16 julio, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El Ministerio Público imputó femicidio agravado en grado de perpetrador a Eglis Klisbexy Siso Castañeda (35), por su presunta participación en el asesinato mediante asfixia de su madre de crianza Angélica María González Castro (67), dijeron fuentes judiciales. Por ese crimen también fue imputado Erick Javier Pérez Gabazut (35), pareja de Eglis.

Publicidad

La imputación fue realizada en el Tribunal 2° de Control, Audiencias y Medidas del Circuito Judicial en Materia de Violencia contra la Mujer de Guárico, ubicado en San Juan de los Morros.

El asesinato de Angélica María ocurrió el pasado 4 de julio. Originalmente las investigaciones se iniciaron como una muerte natural. Pero este martes el director del Cicpc, Douglas Rico, informó que se trató de un homicidio ocurrido dentro de la residencia de Angélica María, situado en El Guafal, San Juan de los Morros.

Ese 4 de julio, Eglis y Erick visitaron a la señora Angélica en tres ocasiones. Al parecer la estaban presionando para que vendiera la casa donde vivía y un apartamento, inmuebles que había dejado su fallecido esposo, quien fue funcionario del Cicpc. Ya habían vendido un vehículo a escondidas.

Y la tercera vez que la visitaron, Eglis y Erick golpearon a Angélica para luego asfixiarla hasta causarle la muerte, según las investigaciones. Luego con un cuchillo le cortaron la piel del rostro desprendiéndole las dos orejas, la nariz, el ojo izquierdo y la lengua, para simular que el perro y el gato de la casa la habían atacado mortalmente.

Al consumar el crimen, Eglis salió pidiendo ayuda a los vecinos para dar a entender que extraños habían matado a su mamá. Incluso Erick llamó al Cicpc e informó.

Publicidad

En un principio, la pareja fue arrestada por investigaciones, pero salieron libres el sábado pasado. Y precisamente ese día los volvieron a detener porque el Cicpc consiguió indicios de que eran ellos los presuntos autores del homicidio. Por ejemplo, en un solar cercano localizaron un pedazo del cuchillo empleado para desollar el rostro de Angélica. Y en el apartamento donde Eglis y Erick residen, la policía científica encontró la ropa, impregnada de sangre, que portaban el día de los hechos. En la audiencia de presentación, Erick negó su participación en el crimen. La mujer permaneció callada.