Runrunes de Bocaranda: ALTO – A CONFESIÓN DE PARTE

Runrunes de Bocaranda: ALTO – A CONFESIÓN DE PARTE

9 julio, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El general Vladimir Padrino, ministro de Defensa (izq.), y Nicolás Maduro (der.). Foto en Tal Cual.

 A CONFESIÓN DE PARTE

La sorpresa al amanecer del 5 de julio fue la arenga del jefe máximo del estamento militar, el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, confirmando el deseo suyo y ¿del régimen? de no entregar el poder a ningún líder que no sea “chavista-madurista-socialista-antimperialista&revolucionario”, por más que sea electo con votos.

“Mientras exista una fuerza armada como la que hoy tenemos, antimperialista, revolucionaria, bolivariana nunca podrán ejercer el poder político en Venezuela”, bramó Padrino López.

“Yo creo que es bueno que lo entiendan esta facción de maleantes, politiqueros, que se han atrevido a poner en un comunicado allí, un adefesio de comunicado, exigirnos a nosotros mayor compromiso; cuando la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha dado demostraciones concretas, a la vista de todo el pueblo de Venezuela, de su interés patriótico de defender la integridad de nuestro espacio geográfico, que no es una opción para nosotros, es un mandato constitucional”, terminó agregando.

Padrino:

Guaidó a Padrino López: No es usted quien decide quién accede al poder

No sorprende que ese sea su pensamiento conociendo sus ejecutorias en el cargo que ejerce desde 2014. Casi seis años en los que está pasado de su período activo, que ya superó los 36 años de servicio. Permanencia exagerada ante la falta de una persona en quien confiar por parte de Maduro.

Esta declaración -a pesar de su obsecuencia- no consiguió los aplausos ni el reconocimiento público de Maduro o de los dirigentes del PSUV. Menos en medio de la diatriba (y el recule) reciente con la Unión Europea, que viene Padrino a confirmar y que fue precisamente lo que quisieron esconder.

No serán elecciones libres ni legítimas las que plantean para diciembre próximo.

Algunos hasta han visto en la acción de Padrino un ejercicio de empujar al gobierno hacia el abismo de su desconocimiento global.

¿Le ha venido a dar la razón a quienes han repetido incesantemente que Maduro y su combo no quieren dejar el poder? ¿es un torpedo a la línea de flotación como fue el malhadado evento en La Carlota de abril del año pasado?, ¿es darle la razón a la Unión Europea y a los países que apoyan elecciones libres y justas, pero no con un CNE a confección del régimen o con la eliminación de los partidos de verdad y la entrega de sus símbolos a “opositores” entre comillas?

La amenaza de Padrino aleja también un hipotético escenario de diálogo justo esta semana, cuando la Unión Europea volvió a apelar por “una solución política negociada a la gravísima crisis por la que atraviesa Venezuela. Las elecciones parlamentarias de diciembre, si las condiciones lo permitieran, se podrían convertir en el primer banco de pruebas de un acercamiento”.

Unión Europea pide negociación para nombrar un CNE independiente

Así lo han dejado saber los europeos. La colega cercana a fuentes militares, Sebastiana Barráez, escribió sobre el caso: “No hace Padrino López ni una sola mención a la grave invasión del territorio por grupos extranjeros, tales como la guerrilla colombiana (Ejército de Liberación Nacional ELN y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC), paramilitares (Los Rastrojos, Los Urabeños), mucho menos de rusos, chinos e iraníes que más bien han asumido como aliados para la permanencia de la revolución en el poder”.

Tras sus palabras, Padrino fue ratificado en el cargo al menos por un año más. Un punto que destacó en la ceremonia de ascensos de 2020 fue el hecho de que todos los compañeros de la promoción 1987 del capitán Diosdado Cabello pasaron a retiro al cumplirse sus años de servicio…

 ENCOVI 2019/20

Se considera el más importante instrumento de medición del estándar de vida de los habitantes de la nación ante el silencio gubernamental que, desde hace más de un lustro, existe sobre estas cifras.

Uno de los primeros hallazgos en la encuesta presentada el martes es que nuestra población ha disminuido en 3.600.000 habitantes en relación con la cifra oficial de 32 millones de venezolanos que presenta el gobierno de Maduro ante los organismos internacionales. Son 4 millones menos como resultado de la combinación de una intensa emigración de personas de 15 a 39 años de edad, menor producción de nacimientos e incremento de la mortalidad.

El éxodo de nuestros compatriotas, es decir la migración forzada de carácter masivo ocurrida en el último quinquenio, trastocó el proceso de transición demográfica y ha tenido fuerte impacto sobre el volumen y la composición de la población. Se contabiliza ya en 5 millones el stock de venezolanos repartidos en el mundo. Y en 28 millones los que habitamos en el territorio nacional…

 ¿YA SOMOS AFRICANOS?

Para los investigadores, Venezuela se ha alejado de sus pares suramericanos para acercarse a la situación de países del continente africano. Venezuela es el país más pobre de América Latina.

En tan solo un año, los hogares pobres de ingreso –aquellos con un ingreso per cápita insuficiente para cubrir todas sus necesidades- pasaron de 91 a 96 %. Además, 65 % son hoy parte de una “pobreza multidimensional”. Esta, además de la entrada de dinero al grupo, considera otras variables relacionadas con el empleo, la educación, la vivienda y los servicios públicos.

En 2018, este indicador se situaba en 51 %. La Encovi también revela que el 79,3 % de los venezolanos no tienen cómo cubrir la canasta de alimentos. La cifra preocupa más cuando se compara con los resultados vinculados a la ingesta: hasta marzo, apenas el 7 % de los hogares no sufría de inseguridad alimentaria, un número que llegó a 3 % en medio de la coyuntura por la COVID-19.

La inseguridad alimentaria severa afecta hoy al 33 % de la población.

El estudio establece que la desnutrición crónica -o talla baja- alcanzó al 30 % de los niños menores de 5 años (639.000 aproximadamente. Un porcentaje que en la región está solo por encima de Guatemala (46,7 %).

Nuevamente, los investigadores señalan que estas cifras están más cercanas a las del continente africano, donde Nigeria y Camerún presentan porcentaje similares: 33 % y 31,7 %, respectivamente.

“¿Así, así es que se gobierna?”…