Abandonada y sin servicios públicos La Guaira arribó a sus 431 aniversario

Abandonada y sin servicios públicos La Guaira arribó a sus 431 aniversario

30 junio, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Marighzell Lucena
Vargas/La Guaira

Ayer lunes la parroquia La Guaira, cumple 431 años de su fundación en medio de un crisis económica y política, agravada con la pandemia por el COVID-19, que la hace mostrar su peor rostro. Falta de servicios básicos y el abandono notable de su acervo histórico que la distinguen como la capital de la entidad costera, es el principal clamor de sus habitantes.

Postulada como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, su acervo arquitectónico sólo ha sido objeto de maquillaje por los gobernantes de turno en lugar de ser intervenida con personal calificado. » Lo que vienen haciendo es malgastar el dinero de los constribuyentes. Las ventanas viejas, casas de bahareque y tejas que distinguen las calles de La Guaira por donde caminaban Simón Bolívar, José María España, Manuel Gual, José María Vargas, entre otros ilustres de nuestra historia, donde hoy sus muchos de los guaireños se asoman para recibir el fresco aire del mar, evidencian un deterioro notable y hasta algunas de las ruinas que dejó la tragedia del 99 son parte del panorama. No habido interés en dar valor a su postulación como patrimonio», comenta Jhonny Martínez, presidente de la Junta Glorias a Vargas.

Esta ciudad histórica que hoy alberga a miles de familias es sectores como El Guamacho, Pueblo Nuevo, Caja de Agua, Cabrería, Quebrada de Germán, Palma Sola, Puente de Jesús, Gavilán, entre otros, padece el colapso de los servicios públicos de manera generalizada. Aunque también es sede de los principales entes oficiales regionales y municipales, desde la recolección de desechos, la falta de agua y transporte, ausencia de alumbrado y seguridad, a lo cual se suma retrasos en la distribución de gas doméstico y bolsas claps, como parte del día a día de sus habitantes. » Aquí no se ha hecho nada para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de esta parroquia. La Guaira es el mayor tesoro de los varguenses, con 21 de las 60 edificaciones entre fortalezas, fortines y baterias que se establecieron en el país en la época de la Colonia», agrega Martínez.

Proyecto turístico sigue en deuda

La capital del estado es también la cuna de la primogénita Sociedad Mutuo Auxilio de la Guaira, con 170 años de fundada, que surgió en apoyo a la formación de oficios, dictando talleres para el trabajo y asesorias en todas las ramas. Una de las manifestaciones religiosas se mayor arraigo en La Guaira tiene que ver con la devoción al Cristo de La Salud, imagen que lleva 420 años recorriendo las calles de la parroquia y que también ante la emergencia por la pandemia este año no pudo llevarse a cabo.

«Son muchos factores y elementos que la distinguen en lo cultural, religioso e histórico y aún así hay una deuda enorme con un verdadero proyecto turístico que sea capaz de mostrar todas sus potencialidades Más de 8 planes han sido presentados en los ultimos años, pero no se termina de cuadrar el conjunto de obras que se necesitan, teniendo el principal problema del agua. Hoy los guaireños exigen y es un clamor popular, el rescate de sus fortalezas militares, el rescate de la ciudad histórica para que sea reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad», sentencia Martínez.

Los tambores de San Pedro no repicaron

En este nuevo aniversario de La Guaira, ante la pandemia del COVID-19 los tambores en homenaje al patrono, San Pedro, cuyo onomástico coindice con la fundación de la parroquia, no podrán repicar. La continuidad de la radicalización de la cuarentena impide a los guaireños y devotos cumplir como viene siendo costumbre, con las promesas y el resto de la festividad que incluye el recorrido por las calles acompañado de tambores y parranda.

María Elena Delgado, integrante de la Hermandad de La Cruz, organizadores, indicó que ante las restrincciones sólo pudieron llevar a cabo un santo rosario, que se hizo acompañar por los guaireños desde las puertas de sus hogares. «La noche de este domingo celebramos el rosario en distancia, con megáfono en mano los habitantes nos acompañaron desde sus hogares. La misa oficial en el aniversario de la parroquia y celebración del santo patrono se llevará a puerta cerrada», comenta.

Pese a las circunstancias la fe y devoción que sienten los guaireños por su patrono, se mantiene intacta así como el arraigo por sus particulares calles y techos de tejas que aunque ya no son tan rojas, son una muestra y parte de la historia de la Venezuela colonial.