Trabajo, organización y compromiso caracterizan a ACEP en Bolívar

Trabajo, organización y compromiso caracterizan a ACEP en Bolívar

22 junio, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Desde que se declaró la pandemia de coronavirus a nivel mundial y en Venezuela se decretó la cuarentena social obligatoria para evitar su propagación, los colaboradores de Acción Ciudadana En Positivo (ACEP) en el estado Bolívar se han organizado para atender a aquellas comunidades que viven en situación de vulnerabilidad y resienten los efectos de la crisis.

Este fin de semana, el equipo de ACEP en la parroquia Unare de Ciudad Guayana, municipio Caroní, organizó una actividad social que contempló la entrega de 120 almuerzos a niños, adultos mayores y familias que viven en extrema pobreza; tapabocas para adultos y niños (implemento obligatorio para movilizarse en sitios públicos); y hasta pintacaritas para alegrar a los más pequeños que esperaban, pacientemente, su turno para tomar un bocado.

Bajo la batuta de María López, responsable regional; Franklin Rodríguez, responsable de organización y Renni Rivas, responsable juvenil de ACEP en la entidad al sur de país, el equipo de la parroquia Unare logró elaborar una comida completa, con jugo incluido, para paliar el hambre de un conjunto de familias que se encuentran en situación de minusvalía por carecer de ingresos económicos para suplir sus necesidades básicas.

El responsable de organización del partido de los ciudadanos en Bolívar, Franklin Rodríguez, informó que ACEP se ha caracterizado por solidarizarse, en tiempos de pandemia, con quienes menos tienen. “Eso forma parte de nuestra filosofía. A cada familia no solamente les llevamos alimentos, también les brindamos un mensaje de humanidad y los proveemos de herramientas para que se transformen en ciudadanos”.

Rodríguez agradeció a las empresas privadas y comerciantes que apoyaron económicamente la realización de la actividad de carácter social, y a Miguel Hernández, miembro de la directiva juvenil municipal de Caroní, por organizarla en la parroquia Unare, junto a un equipo disciplinado y con mucha mística.

Quienes formamos parte de la familia ACEP tenemos un gran compromiso con el país, queremos superar esta terrible realidad que hoy estamos viviendo. Lo que nos impresiona es el feedback que recibimos de la gente, personas que están cansadas de malvivir, y que desean salir de esto cuanto antes para capacitarse e incorporarse a sus puestos de trabajo. Han entendido que un país sólo progresa con educación y trabajo”, agregó Rodríguez.