Editorial, por la verdad del Holocausto

Editorial, por la verdad del Holocausto

18 junio, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Monumento Homenaje al Holocausto, Berlín, Alemania. Foto Jplenio en Pixabay.

Hemos decidido retirar todos los artículos de Luis Fuenmayor Toro de los servidores de Runrun.es por la negación del Holocausto que este columnista sostiene, y que ha defendido reiterada y públicamente desde su cuenta de Twitter.

No podemos aceptar la negación de una de las peores violaciones a los derechos humanos de la historia de la humanidad, como lo fue el genocidio perpetrado por los nazis en nombre de una supuesta supremacía aria. Al negar Fuenmayor la existencia del Holocausto, desconoce el sufrimiento de polacos, rusos, húngaros y judíos.

En sus palabras desensibiliza la tragedia de millones de personas que sucumbieron ante un régimen totalitario y xenófobo. Y plantea una discusión basada en datos falsos y verdades torcidas para montar una narrativa antisemítica.

Nuestros valores no están alineados con los de este columnista. Y aunque creemos firmemente en la libertad de expresión a toda costa, no podemos darle tribuna a quien busca torcer la verdad para justificar, así sea por omisión, el asesinato de millones de personas inocentes.

Basta un viaje a Auschwitz-Birkenau para ver las cámaras de gas que cobraron miles de vidas junto con los registros del crematorio. Revisar los documentos sobre el conocimiento de Hitler acerca del exterminio sistemático de judíos, polacos y otros gentilicios en la llamada “Solución Final”. Basta con ver y leer el diario de Anne Frank y oír los testimonios de los sobrevivientes. Negar que esto sucedió es un golpe a la verdad, a la historia y a la sensibilidad humana. Y pretender basar esa negación en autores cuestionados, que desestiman todas las pruebas documentales existentes para justificar su antisemitismo, es una burla al lector. Sobre todo ante un tema tan doloroso para la humanidad entera como el Holocausto.

Promover la negación de la existencia del Holocausto es un terrible testimonio de la intolerancia de nuestros tiempos. Y personas que apoyan esta línea de pensamiento no están en sincronía con los valores de nuestro medio, que premia la búsqueda de verdad por sobre todas las cosas. Por lo que rechazamos la manipulación de los hechos para alinearlos con falsas y peligrosas ideas que dividen, señalan y atacan a minorías solo por su raza, religión, orientación sexual, nacionalidad, entre otras cualidades.

Cofavic: Holocausto nos recuerda que se debe romper silencio y contrarrestar el odio

El miedo a los judíos, por Elías Pino Iturrieta