Dolarización del salario exigen trabajadores eléctricos

Dolarización del salario exigen trabajadores eléctricos

15 junio, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Marighzell Lucena
Vargas/La Guaira

Ante la pérdida de beneficios contractuales y la devaluación de los sueldos, los trabajadores del sector eléctricos solicitan la dolarización del salario, para al menos poder cubrir con sus necesidades básicas. La mora de una nueva contratación colectiva desde el 2018 sumado a la crisis económica ha empeorado las condiciones y la calidad de vida de los trabajadores.

Domingo González, directivo del Sindicato de Trabajadores Eléctricistas y Conexos de Vargas, advierte que los 4 dólares que perciben actualmente como salario no les permite cubrir ni el 10% de sus necesidades básicas, a lo cual se suma la falta de beneficios socioeconómicos en materia de salud, alimentos y recreación. «Muchos sobreviven gracias a los rebusque, ya que nos han secuestrado nuestros beneficios», enfatizó.

Refiere que desde el 2018 no se firma una nueva convención colectiva, y que con ello se ha ido devaluando los salarios y los beneficios contractuales, que hoy son inexistente. «Un salario medianamente digno podría oscilar entre los 350 dólares además de mejorar las condiciones de trabajo, con relación a herramientas, equipos de movilización y seguridad laboral. Muchos de nuestros trabajadores estamos en riesgo de perder la vida por no contar con los implementos necesarios», dijo.

Urge mantenimiento en termoeléctricas

En las últimas semana el servicio de energía eléctrica en la entidad ha tenido interrupciones de hasta 8 horas en algunas comunidades, evidenciando la falta de mantenimiento del sistema termoeléctrico que ha venido colapsando ante las recientes lluvias. La falta de generación en el sistema ha empeorado con las precipitaciones, dejando sin luz o propiciando interrupciones constantes en el servicio en sectores de Catia La Mar, Carayaca, Carlos Soublette, Caraballeda, Urimare y Naiguatá, principalmente.

González explica que las condiciones en las que se encuentra el sistema termoeléctrico se ve severamente afectado con las lluvias, y que el colpaso total del servicio sigue siendo impredecible. «La situación es crítica y empeora con las lluvias, ya que los equipos conductores de electricidad no reciben el mantenimiento adecuado desde hace varios años. Ya el hecho de aplicarse un racionamiento del servicio es un indicativo importante y es pos ello que urge mantenimiento del sistema termoeléctrico», afirmó.

Advierte que la migración de personal técnico especializado en las áreas de mantenimiento afecta aún más la situación. «Sólo en el caso de Vargas es uno de los mayores ejemplos. La situación laboral ha sido la principal razón para generar la salida de muchos trabajadores, luego de ser los mejores asalariados del país y con grandes beneficios. En Vargas de más de 2 mil hoy tan sólo estamos quedamos cerca de 450 a 500 trabajadores», sentenció.