Averías y descenso de caudal agrava crisis de agua en cuarentena

Averías y descenso de caudal agrava crisis de agua en cuarentena

11 junio, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Marighzell Lucena
Vargas/La Guaira

Una serie de averías entre las que se reporta una importante fuga en el sistema de aducción Maya-Picure sumado al descenso del caudal de agua a 100 litros por segundo, agrava la crisis del servicio en la entidad costera en medio de la cuarentena.

De acuerdo a información oficial, Hidrocapital trabaja en la sustitucion de un tramo de la tubería de 36 pulgadas de diámetro que oscilaría entre 15 y 18 metros lineales, a la altura de la entrada de Chichiriviche. Hasta el lunes 8 de junio, los trabajos estarían adelantados en un 15%.

Las precipitaciones registradas en los últimos días han afectado el avance de los trabajos, considerando la ubicación y condiciones topográficas de la zona donde se ejecutan.

Entretanto, los retrasos en los ciclos de distribución en algunos casos superan los 6 meses, mientras que en algunos sectores donde la crisis se ha podido paliar con la aducción proveniente de Caracas, la demora es de por lo menos un mes.

Adicionalmente los niveles del caudal en la aducción han descendido a los más mínimo, lo cual resulta insuficiente para poder abastecer a la población.

«Hemos tenido hasta 350 litros por segundo y hemos podido paliar la situación pero en estos niveles actuales es cuesta arriba poder abastecer a parte de la comunidad. La Aducción Maya-Picure abastece al 60% del estado y tiene un promedio en su caudal de 600 litros por segundo pero en medio de esta pandemia los niveles llegan a 100 litros por segundo y la crisis ha empeorado», dijo una fuente vinculada a Hidrocapital que pidió no develar su identidad.

A diario los guaireños acuden a diversos puntos y zonas improvisadas que se abastecen desde la aducción de Caracas o cuenta con pozos subterráneos.
«Desde hace un mes y algo más no bombean agua a la comunidad. Estamos resolviendo cargando agua en la toma improvisada en las adyacencias de la planta de tratamiento de Punta Gorda, en Mare Abajo. Vivimos como camellos en medio de una pandemia», comentó Elías Brito, habitante de 10 de Marzo.

Similar situación viven los vecinos de Pariata y otras comunidades en Maiquetía que se movilizan hasta Sorocaima, donde un hotel de la zona con pozo subterráneo brinda a apoyo para abastecer a los vecinos con un pozo subterráneo. Transitar por las calles y avenidas cargando acuesta pimpinas y hasta carretillas con agua se ha hecho común para los guaireños.

«La única manera de tener agua en casa es salir a buscarla, así tengas que recorrer hasta un kilómetro y a veces las condiciones físicas no ayudan. Tenemos que hacer un esfuerzo grande para cubrir nuestras necesidades y mantener nuestra higiene personal y de nuestros hogares, más ahora con la pandemia», dijo Carlos Mayora, que acude se abastece en el pozo subterráneo de Sorocaima.

Reparan fugas en Naiguatá

La empresa Hidrocapital informó de las reparaciones realizadas en la tubería matriz de 42 pulgadas, proveniente de la parroquia de Naiguatá, que abastece algunas zonas al este del estado. Con esta reparación se espera que el servicio de agua vaya siendo restituido en las comunidades de Naiguatá, Carballeda y Macuto.