Claves | La apuesta que el chavismo perdió con Directv, por Luis Carlos Díaz.

Claves | La apuesta que el chavismo perdió con Directv, por Luis Carlos Díaz.

22 mayo, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement
¿Cómo es que el chavismo apostó (y perdió) a que la mayor fortaleza de sus sistema de comunicación televisiva dependiera de DirecTV / AT&T, una empresa de EEUU?

Con la salida de Directv de Venezuela y la incertidumbre que esto ha generado en la población de más de 13 millones de usuarios que tenían en el país, producto de la interrupción del servicio de forma abrupta, el periodista venezolano Luis Carlos Díaz, especialista en tecnologías, redes y planificación estratégica transmedia, explica en 11 claves que sucedió:

Por @LuisCarlos

1. Le recortaron 4 años de vida útil a su propio satélite. Venesat1 se perdió de su órbita hace meses.

El satélite tuvo un costo superior a los 400 millones de dólares, debía funcionar hasta 2024, pero sucumbió 3 años y 7 meses antes de su fecha de caducidad.

2. La fábrica y escuela de satélites nacionales y endógenos, por la que mandaron técnicos a China, quedó en nada.

Nadie rindió cuentas por las inversiones perdidas.

3. Cantv Satelital no alcanzó una buena cuota de mercado. 

Murió sin explicaciones (y el TSJ no ordenó reactivarla).

4. Los planes de televisión digital terrestre TDT también fueron abandonados.

Lo que se hizo en su primer año quedó así y no avanzó mucho. Se gastó en nuevos equipos, se adaptaron algunas canales y eso fue todo. No se desplegaron más antenas ni nada.

5. No avanzaron en el fin de la televisión analógica.

Las televisoras no invirtieron ni en una cosa ni en otra porque no había un plan nacional coherente. Además, el control de cambios fracasó y afectó al sector Telecom dejándolo rezagado y operando a pérdida por años.

6. Terminaron entonces apoyándose y chuleándose a la empresa privada.

Los mantuvieron con tarifas controladas y canales censurados, operando bajo las imposiciones nacionales.
Eso fue generando una debilidad en el aparato hegemónico que ahora explota.

7. La mayoría de los medios estatales no tienen una buena cobertura en TV abierta porque no les importó.

Los servicios por cable y satélite llegaron a todo el país y sobre esos se apoyaron. DirecTV era el receptor en muchísimos entes públicos, militares y partidista.

8. Al chavismo no les importaba el rating sino silenciar a la competencia.

Así como borrar a los canales críticos internacionales y que sus testaferros compraran medios para vaciarlos de contenido, como Globovisión (y en impresos Últimas Noticias y El Universal).

9. La fórmula le funcionó durante años.

Empresas privadas controladas y operando con una pistola en la nuca, imposición de transmitir canales sin rating ni calidad ni nada, solo como cuota nacional y bajo amenaza de no poder operar más. ¿El resultado? DirecTV no opera más.

10. El chavismo apostó doble o nada y perdió. Se quedó con nada.

Debilitó su propio sistema público, estiró la liga del principal privado hasta que la rompió y ahora nombra para su recuperación a gente experta en destruir y censurar, pero no en trabajar.

11. En la pugna política (sacando a los usuarios de la ecuación), la hegemonía comunicacional pierde su principal plataforma de difusión.

El gobierno interino ya era inexistente ahí: no aparecía en ningún canal nacional y sacaban del aire a los internacionales que lo cubrían.

Nota relacionada

http://espaciopublico.ong/cese-de-los-servicios-de-directv-restringe-las-opciones-de-informacion-y-entretenimiento-a-mas-de-13-millones-de-personas/