Con el dólar en alza el poder de compra de los trujillanos se desvaneceEl Saime activa portal web para trámites de pasaportes y prórrogasColombia reporta 207 nuevos casos y 10 muertos por Covid-19

23 abril, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

 
Encerrados en sus casas desde el 13 de marzo cuando se declaró la cuarentena social, los trujillanos, han constatado cómo el bolívar, ha perdido su valor ante un dólar que este jueves abrió en 200.000 Bs. que ha disminuido considerablemente su poder de compra, mientras los precios suben, los salarios tocan suelo y, lo más alarmante, el precio del omnipresente petróleo es succionado por una tendencia a la baja

“En Venezuela la “pandemia es económica” y en plena cuarentena es mucho más dura de sobrellevar, porque la mayoría está parada si producir” nos dice Marina Mora

A continuación, el detalle de los cuatro jinetes que cabalgan imparables en la destrucción de la economía:

Luis Bárcenas, especialista en una entrevista a Panorama, afirmó que la actual caída responde en alguna medida a la incertidumbre asociada con la pandemia.

“En la medida en que tú no sepas qué va a pasar en una pandemia, muchas personas puede que aceleren la demanda de divisas hoy en día porque no saben si en el futuro las van a disponer”, explica el analista, quien subraya que el dólar se ha convertido en un activo mucho más codiciado en las últimas semanas.
 

Lo peor es que un alto componente de los productos de consumo básico son importados por lo que a medida que el tipo de cambio se eleve el costo en bolívares de ítems como los alimentos, también subirá “en una forma de los empresarios de mantener un margen de ganancia relativamente aceptable”, advierte el experto.

Y no solo afecta el hecho de que millones de venezolanos trabajadores se ubiquen por debajo del umbral de la miseria, sino que solo para comer una familia requiere 121 salarios mínimos pues el costo de la canasta alimentaria ronda los 355 dólares, según estimaciones del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas).

Aunque el Gobierno otorga bonificaciones para alimentación y otras ayudas eventuales, en ningún caso suman más de 10 dólares al mes, mientras que una familia necesita al menos 11 dólares por día solo para comer.

Panorama