Crisis de gasolina: Transporte fuera de servicioMaduro declara estado de emergencia y cancela vuelos por el coronavirusJair Bolsonaro en cuarentena: jefe de comunicación del gobierno brasileño tiene coronavirus

12 marzo, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Valera, al igual que varios lugares de la ciudad, padece el déficit de transporte debido a la crisis de gasolina que existe en la región, sus residentes completan rutas de 10, 15 y 20 kilómetros para llegar a sus trabajos, acudir a una cita médica o resolver alguna urgencia.

“Nos montan en camiones como si fuésemos cochinos” aseguró Marta Pérez habitante de Trujillo capital, es común ver  decenas de personas empujándose para subirse a un camión, con el fin de llegar pronto a sus destinos.

Es una escena que se repite en la ciudad de Valera y en gran parte del territorio nacional. La imagen del colapso del transporte que obliga a los usuarios a hacer largas colas, a subirse a vehículos no aptos para el traslado de personas o a caminar y desgastar zapatos que en la Venezuela de hoy son difícil de reponer.

De camión de frutas a autobús:

El camión de frutas desde hace unos meses llena los espacios que el autobús tradicional ha ido dejando, porque sus cauchos se fueron dañando, el aceite aumentó, y cada repuesto se disparó en costos.

La del transporte es una de las muchas crisis que sufre Venezuela, pero es una de las que mejor deja ver la situación del país. Porque en ella converge la falta de dinero en efectivo, la ausencia de repuestos para los vehículos, el deterioro de servicios públicos y la viveza de algunos para hacer negocio con la necesidad.

Desgasto mis zapatos o espero:

“Nos montan en camiones como cochinos. Yo no me monto en eso, es peligroso”, comentó la señora Mirta Perdomo. Mientras que otra transeúnte comentó  “Si no viene buseta, subo caminando a casa”. No llegan. Y las que llegan van llenas y hasta con gente colgada fuera, es riesgo manifestó.

No hay gasolina

Especialistas del área advierten que la situación podría empeorar en las próximas semanas, pues de las siete refinerías instaladas en el país, solo dos están operativas y trabajan a un 5% de su capacidad.

“El país ha estado dependiendo de tanqueros que vienen de otras partes. Cada vez hay menos tanqueros que quieren venir a Venezuela por el tema de las sanciones y está llegando gasolina probablemente organizado por Rosneft rusa”, afirma el economista y exdirectivo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), José Toro Hardy.

Panorama