Suspenden suministro de alimentos a refugio que atiende a más de 200 ancianos en Puerto La  Cruz

Suspenden suministro de alimentos a refugio que atiende a más de 200 ancianos en Puerto La Cruz

6 marzo, 2020 Desactivado Por Editor

Miriam Rivero-Anzoátegui
@riverom305

Al refugio «Divina Misericordia» le suspendieron el suministro de alimentos que otorgaba el gobierno, porque sus integrantes se niegan a que la ideología se imponga en esta misión, creada para dar diariamente la comida a más de 200 adultos mayores en condiciones de gran vulnerabilidad y en situación de calle, quienes habitan en Puerto La Cruz, municipio Juan Antonio Sotillo, Anzoátegui.

La institución lleva 16 años funcionando en la ciudad porteña y fue creada como Asociación civil sin fines de lucro, a fin de atender a las personas en condiciones de abandono, explicó María Fernández, una de las servidoras del centro.

Admitió que desde 2004 reciben de Fundaproal y Mercal «de manera constante y responsable» los insumos necesarios para adelantar la actividad de alimentar a personas en edades entre 65 y 90 años. Pero también hay donativos de empresas privadas y de particulares y la jornada se extiende a la entrega de ropa y a la búsqueda de medicinas.

La población atendida abarca 80% hombres y 20% mujeres y cada día reciben la asistencia de 12 servidoras del refugio que se encargan de cocinar y servir los alimentos, expresó.

Pero esta semana, recibieron la visita de varios personeros del gobierno para plantearles que habrá una nueva estructura, con la inclusión de más de 9 miembros, inluyendo milicianos, moción que fue rechazada por quienes conforman esta asociación y ejecutan el trabajo, sin recibir sueldos.

«Estamos cumpliendo una labor social y hasta de asistencia espiritual y no queremos que esta jornada se politice ni queremos ideologías aquí», refirió.

Esta posición valió para que le notificaran que ya no recibirán los alimentos de Fundaproal y Mercal, «pero nosotros continuaremos cumpliendo con la labor de ofrecer el alimento a los más desposeídos dentro de nuestras posibilidades, porque creemos que otros nos tenderán sus manos para no decaer en este propósito», sostuvo.