FAES mataron a un chatarrero dentro de su casa en Carapita

FAES mataron a un chatarrero dentro de su casa en Carapita

4 marzo, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Elvis Johan Ríos Polanco, de 23 años de edad, era chatarrero (recolector de desechos sólidos) y murió en un presunto enfrentamiento con funcionarios del FAES en su residencia ubicada en el sector El Parque, Carapita, parroquia Antimano, a la altura del Km 8 de la vía hacia El Junquito.

A las 6 de la mañana del martes, Elvis estaba durmiendo con su esposa, Yuskerlyn  Rodríguez y sus hijitas de 2 y un año, cuando irrumpieron en su casa los uniformados.

A la mujer la obligaron a salir a la calle con las dos niñas, porque ellos iban a hacer una revisión y a “conversar”con Elvis. Como estaba en interiores lo obligaron a vestirse, con pantalón, suéter y zapatos.

La esposa se refugió en la casa del vecino de al lado esperando que los policías la llamaran antes de llevarse preso al chatarrero, tal y como se lo prometieron.

Se escucharon unos disparos, Yuskerlyn no vio cuando se lo llevaron, porque estaba encerrada y cuando le permitieron salir, observó que en la entrada de su casa había sangre y una pistola, “que le sembraron”, dijo.

Los policías que resguardaban el lugar le dijeron que a Elvis lo habían llevado preso para el comando de La Quebradita, pero era falso, pues estaba muerto en el hospital “Dr. Miguel Pérez Carreño”.

Elvis se encontraba bajo presentación en un tribunal. Hace un año estuvo preso acusado de robar cobre. Sus familiares alegan que era falsa la acusación, pero tuvo que admitir los hechos para obtener la libertad al cabo de varios meses.

Elvis tenia tres años trabajando en La Yaguara, cerca de Sivensa, recolectando y vendiendo chatarra, que le daba más de un salario mínimo.

Los funcionarios se llevaron de la casa unos auriculares y los zapatos New Balance de color blanco, sin estrenar, de Elvis.

Elvis estuvo preso con dos recolectores. Los policías los presentaron en el tribunal y los acusaron de poseer dos kilos y medio de cobre, material de venta prohibida.

La familia asegura que le sembraron la evidencia como venganza por negarse a pagar la vacuna, y ciertamente no la había pagado, porque le subieron la tarifa.

Panorama