Educar es la clave para detener en niños y adolescentes los retos mortales

Educar es la clave para detener en niños y adolescentes los retos mortales

26 febrero, 2020 Desactivado Por Yelitza Izalla Yánez

Yelitza Izalla Yánez
@yizalla

Una red social u otra hace el juego de la exposición de retos o challenge mortales, la que esté de moda sirve como plataforma e inmediatamente es tildada de mala. Pero ese no es el problema, el punto es como niños y en especial adolescentes son capaces de actuar con tanta crueldad por calar socialmente. Esto sin medir que pueden agredir a su compañero, incluso hasta ocasionarle la muerte, y que además por esos “juegos” terminan teniendo responsabilidad penal.

El punto en el cual debemos enfocarnos padres y maestros es la educación, el crear consciencia y no minimizar el bully.

Tik Tok, Snapchat, Instagram, Youtube o cualquier red social han sido la vía de retos como la “la ballena azul”, “momo”, “el juego de la asfixia” y ahora “el rompe cráneo”, cuyo juego consiste en aprender una coreografía, pero cuando el tercer individuo (quien ya ha sido seleccionado como víctima y que desconoce el reto) está confiado bailando en el medio de sus compañeros los otros dos le meten el pie y lo hacen caer al piso.

En este challengue participa un grupo considerable de estudiantes, pues suele hacerse en los patios, y no importan las lesiones físicas o emocionales que puedan causar al joven seleccionado. Nadie se inmuta ni auxilia, todos se ríen y son cómplices.

Califica como violencia escolar

Este tipo de juegos fue calificado por los representantes del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) como violencia escolar y piden crear campañas educativas para detener estos retos, que en estos momentos son más visibles en los centros educativos, pero que no escapan de suceder en la calle o en la zona donde vive el adolescente.

“Estos juegos bajo ningún concepto pueden ser permitidos, sobre todo porque el adolescente lo hace por una broma, por jugar, por lograr visibilidad dentro de la escuela. Esto sin poder medir las consecuencias, no sólo desde el punto de vista físico y emocional sino también desde el punto de vista legal porque ya tienen responsabilidad penal”, destacó el coordinador de Cecodap, Carlos Trapani, en una entrevista a VivoPlay.

Advierte que al realizar estos retos puede haber un tipo de lesión, incluso grave, y llegar hasta causar la muerte por lo violento que se ha tornado cada juego.

En este punto Oscar Misle, director de Cecodap, recalca que se debe hablar con los jóvenes sobre las consecuencias legales, pues si alguien muere durante el juego todos los presentes estarán implicados y pueden ir presos.

View this post on Instagram

#SomosPadresInfo Tik Tok, Snapchat, Instagram, Youtube o cualquier red social han sido la vía de retos como la “la ballena azul”, “momo”, “el juego de la asfixia” y ahora “el rompe cráneo”, cuyo juego consiste en aprender una coreografía, pero cuando el tercer individuo (quien ya ha sido seleccionado como víctima y que desconoce el reto) está confiado bailando en el medio de sus compañeros los otros dos le meten el pie y lo hacen caer al piso. . . En este challengue participa un grupo considerable de estudiantes, pues suele hacerse en los patios, y no importan las lesiones físicas o emocionales que puedan causar al joven seleccionado. Nadie se inmuta ni auxilia, todos se ríen y son cómplices. . . Este tipo de juegos fue calificado por los representantes del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) como violencia escolar y piden crear campañas educativas para detener estos retos, que en estos momentos son más visibles en los centros educativos, pero que no escapan de suceder en la calle o en la zona donde vive el adolescente. . . 📌Las recomendaciones son: . . 🔳Entender un poco el universo en el cual se mueven los adolescentes, el mundo 2.0 y la vinculación de las redes sociales para poder actuar e intervenir cuando algo no esté bien. . . 📽️Desde Cecodap recomiendan a los padres y representantes estar al tanto de los videos que ven sus hijos y de su actuación dentro de los planteles educativos. . . 👨‍👩‍👧‍👦Sugieren mantener una comunicación constante con los niños y adolescentes, “explicarles el peligro que corren con este tipo de prácticas, videos o retos virales que circulan en las redes sociales”. . . . Fuente: Página web somospadresinfo Vía @yizalla #SomosPadres #Educación #Crianza #Salud #Hijos #Escuelas #Colegios #Cecodap #Bully #Bullying #Acoso #AcosoEscolar

A post shared by Que Pasa En Venezuela (@qpev_) on

Educar, conversar y supervisar

El psicólogo infantil, Abel Saraiba, considera que estamos viviendo en una sociedad que banaliza y naturaliza la violencia, “No necesariamente el adolescente es malo o tiene una patología porque participa en un reto de moda”, el punto es el entorno donde vive y lo que aprendió e él.

En los últimos años en Venezuela la violencia, el abuso de poder y la ilegalidad ha ganado terreno, siendo tomado como normal y cotidiano. Es justo en este punto cuando padres y educadores deben tomar las riendas.

“Pido a los padres entender un poco el universo en el cual se mueven los adolescentes, el mundo 2.0 y la vinculación de las redes sociales” para poder actuar e intervenir cuando algo no esté bien.

“Desde Cecodap recomendamos a los padres y representantes estar al tanto de los videos que ven sus hijos y de su actuación dentro de los planteles educativos”.

También sugieren mantener una comunicación constante con los niños y adolescentes, “explicarles el peligro que corren con este tipo de prácticas, videos o retos virales que circulan en las redes sociales”.

El problema es social y debe atacarse de raíz, el punto de quiebre no son las redes sociales sino lo que se expresa a través de ellas que es la vida real.

Misle advierte que los jóvenes están carentes de atención. “La necesidad de grabar estas prácticas, de difundirlas y hacerlas virales denotan una necesidad de atención y reconocimiento en esos jóvenes, que buscan hacerse populares. Hay que hablar con los muchachos”.

Especialistas apuntan a las campañas educativas como el inicio para frenar la violencia escolar, que incluye la réplica de estos retos y consideran vital que los padres puedan conocer “qué tipo de material están consumiendo sus hijos y de manera responsable supervisarla”, dijo Misle.

Esto además de evaluar cuáles son los espacios que tienen los jóvenes para divertirse y qué clase de educación emocional están recibiendo en la casa.

Lo viral

En Venezuela se hizo viral en las redes sociales un video del Colegio Santo Tomás de Aquino, ubicado en Caracas. Pocos días después otro más causó alarma, era del Colegio La Salle en Barinas.

La viralización de estos dos videos hizo perceptible que el reto “rompe cráneo” no sólo llegó al país sino que ese y muchos otros se realizan en los patios de los centros educativos, en silencio y con una crueldad absoluta.

En las tomas un grupo de estudiantes de bachillerato invitan a un compañero a hacer un video supuestamente para la red social de moda entre adolescentes Tik Tok, pero la verdad es que le hacen una jugada que sin duda es perjudicial para su salud.

Lo peligroso de este juego es que puede causar contusión cerebral y hasta la muerte, porque quien cae no está preparado para defenderse y el elemento sorpresa le impide tomar una medida de protección.

En las redes sociales están rodando videos también de otros países con el “rompe cráneos” y otros challengues, como el que hace caer de sorpresa a un compañero porque otro le toma los pies con un suéter.

Pero como “la moneda tiene dos caras” también se han difundido con éxito videos en los cuales un grupo de jóvenes piden frenar este tipo de juegos.

Artículo original de www.somospadres,info