Coronavirus: El amor en tiempos de epidemia

Coronavirus: El amor en tiempos de epidemia

14 febrero, 2020 0 Por Editor

Las parejas chinas que querían darse un capricho por San Valentín deberán renunciar a sus planes o al menos buscar otros más caseros por la epidemia del COVID-19, que ha tirado por tierra las ilusiones de quienes anhelaban cenas en restaurantes de lujo o escapadas románticas.

Lea también: EEUU: Confirmado segundo caso de coronavirus en repatriados

«Íbamos a salir a tener una cita, a cenar y a ver una película, pero por la epidemia tengo que quedarme sola en casa», se queja la usuaria Lan Zhaizhai Shaonu en la red social Weibo, el equivalente chino de Twitter.

Es difícil ver carteles promocionales de restaurantes o agencias de viajes en las desiertas calles de Pekín, donde tan solo algunos establecimientos, que se resisten a unirse a la oleada de cierres temporales, siguen adelante con sus ofertas, aunque en ocasiones se vean obligados a reducirlas al ámbito de los pedidos a domicilio.

Lea también: OPEP analizará impacto del coronavirus en la demanda petrolera

Pekín estaba centrado en impulsar el consumo, pero el coronavirus ha dicho que quizá eso deba esperar al menos unas semanas. Las fiestas occidentales como el Día de los Enamorados suponen una jugosa oportunidad de ingresos para muchas empresas del sector terciario, aunque este año todo indica que no será así.

Por ejemplo, las autoridades chinas suspendieron los viajes en grupo para tratar de evitar la propagación del virus, pero las agencias tampoco reciben peticiones de parejas. Adiós a la escapada romántica de San Valentín, y eso que este año cae en viernes e invitaba a un puente de fin de semana.

«Todavía no hemos recibido solicitudes para escapadas románticas de San Valentín», lamentan desde la agencia Zhongqinglu-Aoyou, donde todavía están ocupados gestionando los reembolsos de los viajes cancelados del Año Nuevo chino.

«Si quieres viajar, lo mejor es ver la página web de las aerolíneas y comprar allí los billetes por ti mismo», es la inusual recomendación que hace esta empresa, cuya ocupación es precisamente hacer de intermediaria turística.

Con información de EFE