El ‘Chemeco’ Torres necesita ahora de todos nosotros

El ‘Chemeco’ Torres necesita ahora de todos nosotros

5 febrero, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Una gloria del deporte larense, y, ¿Por qué no?, del deporte
venezolano -ya en retiro, por supuesto- está afrontando desde hace un tiempo
para acá serios quebrantos de salud que, en este momento, requieren, no de una,
sino de dos intervenciones quirúrgicas.

Se trata de José Valerio (‘Chemeco’) Torres, quien fuese uno de los más grandes peloteros aficionados que haya parido esta tierra larense.

Caroreño de nacimiento,  el ‘Chemeco’  Torres se cansó de representar al estado Lara en diversas competencias nacionales de béisbol aficionado en sus diversas categorías,  pero, además, de representarlo dignamente.

Y, con sus kilométricos cuadrangulares, el ‘Chemeco’ hizo vivir emociones  a granel a miles a miles de larenses aficionados al béisbol.

Incluso, el “Chemeco” es tal vez uno de los pocos integrantes
que queda vivo de aquel tremendo trabuco de Cardenales de Carora que conquistó
para el Estado Lara el Campeonato Nacional de Béisbol Doble “A” en el año
1.955.

Fue ése, por cierto,  el único campeonato logrado por el Estado Lara
en la para entonces máxima categoría del béisbol aficionado venezolano, con lo
cual, de paso,  se quebró la hegemonía
campeonil que, durante varios años, había impuesto el equipo Cartografía Nacional,
sempiterno representante en esas competencias del entonces Distrito Federal, es
decir, Caracas.

Pues bien, ese “Chemeco” Torres, ese grande hombre del
béisbol aficionado larense, requiere ahora de que su pueblo le retribuya todas
esas glorias a las que él contribuyó a conquistar para esta tierra crepuscular.

En la actualidad, el “Chemeco” cuenta con 89 años de edad, 50
de los cuales dedicó al béisbol con gran pasión, y está requiriendo dese hace
unos dos años de una intervención prostática, pero también requiere de una
intervención quirúrgica de una hernia bilateral.

Sus familiares  han
hecho gestiones para intervenirlo quirúrgicamente tanto en el Hospital “Pastor
Oropeza” como en el “Luis Gómez López”, ambos de esta ciudad.

Pero resulta que, allí, les han manifestado que no cuentan
con médicos de tales especialidades.

Y, por si ello no 
fuera suficiente, también les informaron que tampoco los hay en el principal
centro  de atención médica de Barquisimeto,
como lo es el Hospital Central “Antonio María Pineda”.

Así las cosas, a su familia, que es de muy modestos recursos
económicos, no le ha quedado otra alternativa que, a sus expensas, tratar de
reunir los fondos necesarios para hacer realidad ambas intervenciones quirúrgicas.

Pero, aparte de ello, la familia, paralelamente, aguarda por
el aporte que, en esa misma dirección,  puedan hacer, no solamente los aficionados al
béisbol, especialmente quienes conocen todo –o mucho- de lo que el “Chemeco”
brindó a la historia beisbolística larense, sino también el sector privado de
este estado.

Y para ello, a solicitud nuestra, han dado a conocer la cuenta
de ahorro N° 0102-0211-6801-0014-1703, del Banco de Venezuela,  a nombre de la esposa del “Chemeco”, señora
Tecla Ochoa de Torres, titular de la cédula de identidad N° 2.378.889.

Y, si alguien desea un contacto personal con la familia,
puede llamar a los números telefónicos (0251) 2575272 ó (0416) 3560894.

El llamado, pues, es a todos los deportistas, y a los larenses  en general, para contribuir a esta noble causa, a favor de tan destacado deportista larense, hoy seriamente afectado de salud.

Reinaldo Gómez

Ir a la fuente