Denuncian que hay hambre en los hogares de los trabajadores de Bolívar

Denuncian que hay hambre en los hogares de los trabajadores de Bolívar

17 enero, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Karla Ávila M-Bolívar
@LaTuristaKAM

Alejandro Álvarez, secretario del sindicato Sidernac de la empresa Complejo Siderúrgico Nacional ubicada en Ciudad Guayana, expresó que aunque el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana no los recibiera, ellos entregaron el documento con el reclamo y fue recibido por personal del archivo de la presidencia de dicha empresa, allí denuncian las inconformidades sobre sus beneficios laborales.

“Es muy difícil unir a los trabajadores, pero hoy nos ha unido un problema común, es el hambre. Estamos hablando de que hay hambre en los hogares de los trabajadores y hay problemas de salud; el salario no nos da para poder alimentar correctamente a nuestra familia y tener una buena salud, pero tampoco tenemos el HCM que es uno de los beneficios históricos conquistado por la clase trabajadora también fue arrebatado por esta administración.”

El dirigente sindical expresó que ellos desean llamar la atención de los que ostentan el poder para que fijen su mirada sobre el Complejo Siderúrgico Nacional, ya que un obrero que trabaja fijo de día cobra 138.000 bolívares soberanos semanales en contraste con lo que cuesta un kilo de pollo que son 220.000 bolívares soberanos, un kilo de carne 300.000 bolívares, un cartón de huevos 160.00 bolívares, una harina pan vale 80.000 bolívares, una harina de trigo 90.000 bolívares, el aceite 120.000, el kilo de arroz 80.000, un kilo de pasta 120.000, todo esto indica que una personas con su grupo familiar compuesto por tres personas como mínimo, no puede sustentarse.

Denunció además, que los trabajadores no tienen comedor y lo que les pagan por concepto de alimentación, en sustitución por la eliminación del mismo, son 8.000 bolívares, hizo referencia a que ni una golosina cuesta ese precio

Hacen el llamado al presidente Nicolás Maduro y ministro Eduardo Piñate a que respeten la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y la Ley del Trabajo, que respeten los contratos colectivos. Reflexiona que se sienten robados, humillados, que les han robado todo y que mientras el presidente da una memoria y cuenta donde dice que todo está bien, ellos consideran que nada de eso es cierto.

Álvarez hace énfasis: “Yo quisiera que alguna autoridad me acompañara al mercado de San Félix donde la mayoría de los que estamos acá hacemos mercado o tratamos de hacer mercado, para que me demuestren que con un salario de 250.000 bolívares, o vamos a ponerle que sean 500.000 bolívares semanales, ¿Qué se puede comprar?. Los invito a que nos den respuesta pero nadie sale a darla, nosotros estamos acá porque el presidente del Complejo Siderúrgico, Rubén Da Silva Sarmiento, no da la cara pero sí quieren obligar a uno a trabajar en planta en condiciones paupérrimas, muertos de hambre con gente que se desmaya porque laboran en zonas con altas temperaturas cercanas a los hornos. Es un trabajo rudo y fuerte.”

El sindicalista manifiesta que la producción paró en diciembre por la vacaciones colectivas, por lo cual tenían que empezar ahora en enero pero no se ha arrancado con la jornada laboral porque no hay garantía de que les suministren los gases como el oxigeno, nitrógeno y argón para poder producir.

Dice que la empresa SIDETUR que ahora es Complejo Siderúrgico Nacional era una empresa productiva pero la han quebrado, asegura que todas las plantas del país están en el piso, por eso destaca que no puede haber empresa si no hay unos trabajadores bien remunerados, bien alimentados, con buena salud para que enfrenten el trabajo que tienen por delante. Aproximadamente, unos tres mil quinientos trabajadores a nivel nacional se han visto afectados por esta situación, solamente en planta Casima hay unos seiscientos trabajadores aquejados por eso.

Opina el dirigente sindical: “Una empresa que está sin producir que tiene problemas financieros, siguen metiendo personal que no hace falta porque el personal que hace falta como electricistas, mecánicos, torneros, instrumentistas, no ingresan a nadie útil, pero si ingresan familiares que no hacen nada ni hacen falta ese tipo de profesionales que no son provechosos en esas áreas, no hacen nada que contribuya al desarrollo de la industria.”

Lo de la gasolina es otro tema, comentó que muchos trabajadores piden permiso para poder ir a surtir combustible y por eso les quieren quitar la caja de comida, ya que cuando comenzó el plan de contingencia les ofrecieron dos cajas de CLAP, es decir, una quincenalmente, dice que eso lo cumplieron el primer mes solamente, pero después redujeron a una sola caja y ahora les llega cuando a ellos les da la gana, no lo consideran algo seguro tampoco. Alejandro: “Pero si uno llega tarde porque estuvo más de dos días para poder echar gasolina entonces te quieren quitar la caja de comida.”

El sindicato Sidernac de la empresa Complejo Siderúrgico Nacional hizo público que se mantendrán ejerciendo presión para que le cumplan con sus garantías laborales.

FOTOS: Karla Ávila M. @LaTuristaKAM