Monseñor Basabe: Este pueblo ha sido traicionado por mercaderes de la política

Monseñor Basabe: Este pueblo ha sido traicionado por mercaderes de la política

14 enero, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El obispo de San Felipe y administrador apostólico de Barquisimeto, monseñor Víctor Hugo Basabe, expresó este martes un duro mensaje a los diputados que el pasado 5 de enero retiraron su respaldo a la reelección de Juan Guaidó en la Asamblea Nacional, así como una dura crítica a integrantes de Fuerza Armada Nacional, esto, a propósito de la visita 164 de la Divina Pastora.

«Este es un pueblo que últimamente, además, se ve traicionado por mercaderes de la política en los que, anhelantes de un cambio, un 6 de diciembre de 2015 depositó su confianza, pero que hoy, vendidos por cuatro monedas, han decidido servilmente ponerse a disposición de quienes son los principales causantes de toda esta tragedia que vive el pueblo venezolano y atentando contra la integridad del único poder público legítimamente constituido en Venezuela», dijo el monseñor desde Barquisimeto.

También hizo referencia a la Fuerza Armada Nacional y la forma en cómo, a su juicio, han actuado en contra de todos los venezolanos.

«Un pueblo, por tanto, víctima de quienes han tomado control del poder político y que solo se mantienen por el apoyo y la fuerza de unas armas que a pesar de que un día, bajo juramento, se empuñaron bajo la promesa de defender al país entero y a sus ciudadanos, hoy políticamente parcializadas, son cobardemente volcadas bajo el mismo pueblo cuando este clama por sus derechos y su justicia», sentenció.

Aun así, el monseñor Víctor Hugo envió un mensaje de esperanza para los venezolanos y los llamó a mantenerse unidos bajo resistencia pacífica para combatir el uso indiscriminado de la fuerza.

«Pero queridos hermanos, así como en el pasado nos enseña judith y todo el pueblo de Israel, hoy estamos llamados a responder con las armas de la fidelidad a Dios en cuyas manos está nuestro destino como nación, es el momento de la unidad y confianza como pueblo, en el constituirnos como muralla de resistencia pacífica delante de quienes quieren sitiarnos y hacernos perder la confianza en dios y en destino mejor bajo el uso indiscriminado del poder y la fuerza», concluyó.