Maduro desvía prioridades y planea convertir fábricas en cuarteles

2 diciembre, 2019 0 Por Editor

Este sábado, Maduro emitió la orden a la Fuerza Armada Nacional “mantenerse en vigilancia” permanente para “defender” la Paz y la soberanía del país. Pero además, el ilegítimo anunció que entregarán 13 mil fusiles a la clase obrera para que estos pertenezcan a “los cuerpos combatientes”.

Redacción Que Pasa En Venezuela 

Durante su alocución, el líder de la corrupción roja informó que los cuerpos combatientes se instalaran en “Corpoelec, Pdvsa, y en toda Venezuela”, con el fin de proteger a la nación. La razón de esta acción correspondería a un supuesto “nuevo ataque” por parte del Gobierno de Colombia. Quien a juicio de Maduro, “estaría generando actos de provocación” en la frontera que comunica a ambas naciones, con el objetivo de “desviar la atención” de la situación que atraviesa dicho país.

Por si fuese poco, Maduro habría girado instrucciones para convertir las fábricas en cuarteles. Las declaraciones emitidas desde Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Además de hablar sobre supuestas reactivaciones a sectores que el propio Gobierno ha destruido, el ilegítimo resaltó que el cuerpo de milicianos creado por el fallecido ex presidente Hugo Chávez,  debe incorporarse formalmente a la Fuerza Armada Bolivariana. La declaración podría corresponder a una alta desconfianza de Maduro hacia el ejército, aunque desde este se ha dejado en claro la total lealtad.

“Ordené a nuestra FANB mantenerse en vigilancia permanente para defender la Paz y soberanía de la patria, ante la pretensión de la oligarquía colombiana de generar actos de provocación en nuestra frontera común para desviar la atención de su situación interna. ¡No lo Permitiremos!”, indicó.

Dudas y más dudas

 Maduro obvió por completo el tema del pago de las pensiones, y los “aguinaldos” paupérrimos que han recibido los ciudadanos en un  país que la inflación corre libre como el viento. Aunque sus anuncios de defensa de la nación  y amor a todos los trabajadores, no explicó cómo va a reactivar las empresas, que técnicamente se encuentran paralizadas aunque oficialmente no están cerradas por falta de inversión y mantenimiento.

Tampoco informó de cómo va a reactivar las empresas convirtiéndolas en cuarteles. Como un ejemplo, la Siderúrgica del Orinoco, que una vez fue vendida a la argentina Techint, y luego nacionalizada por Hugo Chávez, se encuentra prácticamente cerrada, y luce absurdo que pueda reanudarse bajo la fuerza de los fusiles.

La caída de la actividad económica es grave. Según la patronal Fedecámaras este año Venezuela registraría una caída de 42% del PIB y el próximo año la Cepal proyecta -35% para el país.

Lea TAMBIÉN:

Loading…