Auditoría oficial: Elecciones en Bolivia están “viciadas de nulidad”

Auditoría oficial: Elecciones en Bolivia están “viciadas de nulidad”

8 noviembre, 2019 0 Por Editor

Las elecciones presidenciales del 20 de octubre en Bolivia están «viciadas de nulidad». Ese es el veredicto de la empresa que realizó la auditoría informática al proceso electoral, Ethical Hacking, informó la prensa local este viernes.

Lea también: «En México retienen y maltratan a venezolanos que buscan refugio»

Según el diario Página Siete, de La Paz, la empresa contratada por el Tribunal Supremo Electoral para realizar una auditoría sobre el sistema de conteo rápido TREP, entregó 11 conclusiones en las que describe algunas vulnerabilidades que sufrió el sistema del cómputo oficial, que dio por ganador al presidente Evo Morales, luego de un proceso fuertemente cuestionado por la oposición por supuestas manipulaciones.

«Se violó la integridad de la base de datos del software de las elecciones», denunció Álvaro Andrade, gerente de la empresa.

Lea también: ONU confirma 269 muertos en Irak por represión en protestas

“Desde el punto de vista de la auditoría es difícil que podamos decir si hubo o no fraude, lo que sí te puedo decir es que no se llevaron adelante los procedimientos adecuados», agregó.

«Se dieron inconsistencias, más allá de lo que pudo pasar, del cambio de actas que se han reportado estos días, nuestra función como empresa de seguridad de auditores es decir todo lo que se encontró, y mucho de lo que se encontró sustenta que el proceso electoral está viciado de nulidad”, afirmó el gerente de Ethical Hacking.

Una primera irregularidad observada por la empresa firma fue el hecho de haber sido contratados sólo un mes antes de los comicios. Según Andrade, los vocales del TSE debieron haber realizado el proceso de contratación de una empresa auditora al menos cuatro meses antes, según citó Página Siete.

Ethical Hacking, con sede en Panamá, fue contratada por el TSE para auditar el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), un sistema de conteo rápido que, según estaba previsto, permitiría tener una tendencia sobre los resultados electorales pocas horas después del cierre de las urnas el domingo 20.

Pero el sistema quedó fuertemente cuestionado cuando se interrumpió, a las 19.30.

Andrade explicó que la suspensión de la transmisión de datos del sistema TREP, el mismo día de las elecciones, se debió a que antes de la presentación de los resultados preliminares al 83%, que hicieron los vocales del TSE, se detectó una alta demanda de peticiones para el cambio de actas de una dirección IP no identificada.

«Cuando vemos las peticiones, eran peticiones de validaciones de actas (…) y eran miles y miles; más de 30.000 peticiones que nos generó una alerta por una dirección de IP que estaba generando tráfico de validación de actas y vienen los vocales, viene la Presidenta (María Eugenia Choque) y empezamos a analizar. Y ellos nos pidieron ver los votos antes de que salgan al público y ver la estadística», relató Andrade.

El gerente de la empresa agregó que el nuevo servidor carecía de sistemas de seguridad y que al final generó repeticiones de actas que venían de una fuente externa al sistema, según el diario boliviano La Razón.

Dentro del informe oficial de la auditoría informática, por ejemplo, figura que el TSE “desanuló” actas de cómputo de Tarija. Como otras denuncias sobre el posible fraude, Andrade confirmó que varias de esas irregularidades beneficiaron al oficialista Movimiento al Socialismo.

El informe señala que a las 19.30 del domingo de las elecciones se detectó una cantidad de tráfico de internet excesivo desde una dirección IP desconocida “y no monitoreada”, un servidor no identificado, Por otro lado, se presume que alrededor de 35.000 actas de cómputo fueron modificadas.

Con información de EFEClarín-La Razón